Introducción

Tabaquismo Introducción

El tabaco es una planta originaria de América que ha perdido la finalidad curativa y ceremonial para la que antiguamente era utilizada. Fue descubierta en sus primeros viajes por los conquistadores españoles, quienes observaron su uso entre los indígenas del Nuevo Mundo. Se le llama tabaquismo al consumo habitual del tabaco, en cualquiera de sus modalidades, sea fumado, inhalado o masticado.

El uso del tabaco produce enfermedad y muerte. La sociedad paga el precio mediante elevada morbimortalidad. El tabaco es la causa más importante de muerte en los adultos de 35 o más años de edad . El principio activo más significativo del tabaco es la nicotina, descrita desde el siglo XIX y estudiada con detalle desde entonces. Se ha descubierto que tiene gran variedad de efectos complejos, tanto en la mente como en el cuerpo, y es la máxima responsable de la adicción al tabaco.

Además de nicotina, el humo del tabaco contiene más de 4000 compuestos químicos y alrededor de 60 de esas sustancias han demostrado ser cancerígenas (por ejemplo el alquitrán), y otras son tóxicas, como el monóxido de carbono.

El tabaco es la principal causa de muerte evitable en el mundo y cobra la vida de casi cinco millones de personas al año. Según las estimaciones, de no invertirse la tendencia actual, provocará la muerte prematura de 10 millones de personas para el año 2030, 7 millones de ellas en los países en desarrollo. El tabaco es el único producto legal que causa la muerte de la mitad de sus consumidores habituales. Esto significa que de los 1300 millones de fumadores que existen, 650 millones morirán prematuramente.

DESARROLLO

Al fumar la nicotina se distribuye con rapidez por el organismo y llega al cerebro aproximadamente a los 7 segundos de ser inhalada, en el sistema mesolímbico del cerebro aumenta la liberación del neurotransmisor “DOPAMINA” que produce placer, alegría y estado de alerta. Este mecanismo de acción es similar al de la heroína y la cocaína, por lo que es considerada la nicotina tan adictiva como aquéllas.

Como el efecto desaparece a los pocos minutos y provoca depresión, el fumador desea seguir fumando para repetir los resultados placenteros. También la nicotina en el locus cerúleos libera el neurotransmisor “NOREPINEFRINA” que produce un aumento en el estado de alerta, de la concentración y de la memoria. Asimismo disminuye el apetito.